Casas Z

Dos volúmenes prismáticos que se abren a hacia una zona verde, como grandes miradores de piedra que han salido del terreno y observan el entorno, silenciosos. Construidas de piedra caliza blanca, destacan de las construcciones de los alrededores por sus formas puras. La planta se caracteriza por no tener pasillos, ganando las estancias en luminosidad y espacio.

← volver al portfolio