Casa YA

Esta reforma parte de un piso grande en una zona emblemática de Madrid. Se plantea la reforma como una forma de sacar rendimiento a unos metros que se habían quedado sin uso. Las molduras se respetaron para mantener algo de la esencia original de la casa.

 

Se pretendía sacar dos estudios de 50 m2 cada uno de la zona posterior del piso, con un hall compartido desde la entrada de servicio.

 

Ambos cuentan con un salón-estar-cocina, un dormitorio con baño y una zona de estudio lo mas agradable posible.

 

El patio interior no tenía mucha luz, asi que planteamos espacios interiores abiertos con tabiques que no llegasen al techo y pared para que se pudiese colar la luz hasta la última esquina.

 

Los panelados de madera en las paredes ocultan usos, armarios, iluminación y un buen aislamiento acústico para una mejor convivencia...

← volver al portfolio